Ediciones Colihue | El Corsario Negro | Emilio Salgari | 950-581-276-0




Efemérides

1865 Nace en Bombay, India, el escritor británico Rudyard Kipling. Autor de novelas de aventuras memorables como El Libro de las Tierras Vírgenes o Kim, Kipling fue ganador del premio Nobel de Literatura en 1907.
1957 Muere Enrique Maroni, comediógrafo y poeta popular, que recogió parte de sus versos en los libros Arriando sueños y La humilde cosecha y, entre otras obras teatrales escribió "Stud La Pampa", "Los gorriones" y "Adelante los que quedan".

Ficha del libro

El Corsario Negro

Emilio Salgari

Ignacio Noé (Ilustrador)

Alma Maritano (Traductor)



ISBN: 950-581-276-0
Código interno: 101276-1
Disponibilidad: Disponible

Precio: $ 490.00

Comprar


Colección: Los Libros de Boris
Formato:170 mm x 240 mm
Encuadernación:Rústica Cosida
Páginas:224
Editorial:Ediciones Colihue
Año de edición:1999
Materia: LIBROS INFANTILES -> LITERATURA -> NARRATIVA -> NARRATIVA INFANTIL CLASICA
Destinatarios: Libros para niños y jóvenes -> Ficción

Reseña:

Emilio de Roccanera, capitán de la marina italiana, señor de Ventimiglia y caballero de Valpenta; en los mares del Caribe se lo conoce como el temible Corsario Negro. Desde su primera novela de aventuras -Sandokan, el tigre de la Malasia-, el mar inunda las páginas de Emilio Salgari, que se hacía llamar "capitán" como resabio de un descartado sueño suyo de hacerse marino. En estas aventuras del Corsario Negro, nos introduce en el extinguido mundo de los corsarios, filibusteros y bucaneros, que floreciera en el Caribe durante la era del coloniaje español. Aquellos "libres cazadores de botín" conformaban poderosas escuadras que ponían frecuentemente en jaque el comercio español. De entre los famosos Montbars "el Exterminador", Pietro Nau "el Olonés", y el renombrado Morgan -aquel lugarteniente del Corsario Negro-, Salgari nos despliega las andanzas de este héroe enigmático, melancólico y valiente, atravesado por el dolor, el deseo de venganza y finalmente el amor. La escritora Alma Maritano, a quien debemos esta cuidada traducción, se pregunta desde la solapa del libro por qué, en este nuestro mundo donde la imagen y la técnica han sofisticado a los héroes, la humilde narrativa de Salgari sigue atrapándonos. Y arriesga: "Tal vez porque apostó a la pasión". Las ilustraciones de Ignacio Noé, por su parte, están dentro de la línea de dibujos clásicos de relatos de aventuras.