Ediciones Colihue | El laberinto de las voces argentinas | Ricardo Forster | 978-950-563-972-4




Efemérides

1865 Nace en Bombay, India, el escritor británico Rudyard Kipling. Autor de novelas de aventuras memorables como El Libro de las Tierras Vírgenes o Kim, Kipling fue ganador del premio Nobel de Literatura en 1907.
1957 Muere Enrique Maroni, comediógrafo y poeta popular, que recogió parte de sus versos en los libros Arriando sueños y La humilde cosecha y, entre otras obras teatrales escribió "Stud La Pampa", "Los gorriones" y "Adelante los que quedan".

Ficha del libro

El laberinto de las voces argentinas

Ricardo Forster



ISBN: 978-950-563-972-4
Código interno: 103972-4
Disponibilidad: Disponible

Precio: $ 370.00

Comprar


Colección: Puñaladas (Serie Mayor)
Formato:160 x 230 mm
Encuadernación:Rústica Binder
Páginas:232
Editorial:Ediciones Colihue
Año de edición:-
Materia:
Destinatarios: Libros para jóvenes y adultos -> No ficción (ensayo, investigación, divulgación)

Reseña:

En estos ensayos, Ricardo Forster considera el vasto, pero apretado panorama
histórico que, en un puñado de años, hemos vivido los argentinos. Tramos de un ciclo social que se abre en los sucesos del 2001, y que parecían desperdigados,
cobran una inesperada coherencia. Forster los hace parte de una misma
convulsión histórica, pensando el mundo político como una dimensión apremiante de los grandes horizontes culturales. El examen de los pánicos colectivos, del sujeto despojado de raíces, de los desgarramientos en los lenguajes de época,
el desplome de los universos de ideas conocidos, las sombras trágicas que visitan
el presente, el nudo moral que todo conflicto social alberga en sus ignoradas
espesuras son los temas de este libro, que se escribe bajo el toque de un tenue
recuento autobiográfico. La remembranza de una iniciación intelectual y la invocación de los cenáculos amistosos sostienen, también, los requisitos de esta reflexión sobre los laberintos de la sociedad argentina. Forster acude a la fuerza del ensayo clásico, con el que extrae de los infortunios públicos una pudorosa cuota de esperanza y un llamado a la lucidez.