Ediciones Colihue | El acorazado Potemkin en los mares argentinos | Horacio González | 978-950-563-973-1




Efemérides

1865 Nace en Bombay, India, el escritor británico Rudyard Kipling. Autor de novelas de aventuras memorables como El Libro de las Tierras Vírgenes o Kim, Kipling fue ganador del premio Nobel de Literatura en 1907.
1957 Muere Enrique Maroni, comediógrafo y poeta popular, que recogió parte de sus versos en los libros Arriando sueños y La humilde cosecha y, entre otras obras teatrales escribió "Stud La Pampa", "Los gorriones" y "Adelante los que quedan".

Ficha del libro

El acorazado Potemkin en los mares argentinos

Horacio González



ISBN: 978-950-563-973-1
Código interno: 103973-1
Disponibilidad: Disponible

Precio: $ 335.00

Comprar


Colección: Puñaladas (Serie Mayor)
Formato:160 x 230 mm
Encuadernación:Rústica Cosida
Páginas:160
Editorial:Ediciones Colihue
Año de edición:2010
Materia: CIENCIAS SOCIALES / HUMANAS -> HISTORIA -> HISTORIA ARGENTINA
Destinatarios: Libros para jóvenes y adultos -> No ficción (ensayo, investigación, divulgación) -> Política-historia-economía

Reseña:

Basado en el género de "recordar lo que se ha leído", Horacio González inquiere por la suerte de los libros celebratorios del Centenario -1910-, y escribe el suyo, preguntándose por algunos temas que flotan en las conversaciones habituales: ¿cómo recordar las recientes militancias?, ¿hay una secreta noción de decadencia nacional?, ¿la actividad de lector está en peligro?, ¿tienen sentido las autobiografías? Precisamente, al comentar algunas de ellas, el autor de este libro dirige su interés hacia el modo en que las oscuras astillas brotan de la memoria personal, autobiográfica, cuando se perciben nuevamente las rendijas abiertas de la historia. Se examinan escritos de Lugones, Rojas, Halperín Donghi, Sebreli, Viñas, Rozitchner, Saer, Piglia, pensando en cómo la figura del militante o del profesor fue recogida en ellos. Mientras tanto, el mitológico acorazado Potemkin navega por las aguas de estos escritos, dejando la estela de su silueta severa: quizás reclama que toda interpretación acepte recoger, de los lugares más inesperados, los pedazos en que pudo lacerarse una pasión política.