Ediciones Colihue | Poética de lo sagrado | Adolfo Colombres | 978-987-684-273-0




Efemérides

1865 Nace en Bombay, India, el escritor británico Rudyard Kipling. Autor de novelas de aventuras memorables como El Libro de las Tierras Vírgenes o Kim, Kipling fue ganador del premio Nobel de Literatura en 1907.
1957 Muere Enrique Maroni, comediógrafo y poeta popular, que recogió parte de sus versos en los libros Arriando sueños y La humilde cosecha y, entre otras obras teatrales escribió "Stud La Pampa", "Los gorriones" y "Adelante los que quedan".

Ficha del libro

Poética de lo sagrado

Una introducción a la antropología simbólica

Adolfo Colombres



ISBN: 978-987-684-273-0
Código interno: 104273-0
Disponibilidad: Disponible

Precio: $ 620.00

Comprar


Colección: F. Col 9 (Ciencias sociales y humanas)
Formato:170 x 240 mm
Encuadernación:Rústica Cosida
Páginas:224
Editorial:Ediciones Colihue
Año de edición:2015
Materia: FILOSOFIA CIENCIAS SOCIALES / HUMANAS -> RELIGION
Destinatarios: Libros para jóvenes y adultos -> No ficción (ensayo, investigación, divulgación)

Reseña:

Poética de lo Sagrado es una introducción a la antropología simbólica de alcance universal que ahonda en los factores que intervienen en los procesos de significación de la realidad. En tiempos marcados por la pérdida de sentido existencial, este nuevo ensayo de Adolfo Colombres reflexiona sobre los elementos de los que se valió siempre el hombre para colmar de sentido su vida, a la vez que revisa críticamente las categorías conceptuales que utilizaron la Sociología y la Antropología - disciplinas impregnadas a su juicio por cosmovisiones monoteístas - en el abordaje de los sistemas simbólicos.
Para las Ciencias Sociales, imaginarios diversos - y a menudo inconciliables entre sí - reciben por igual el nombre de religión. Sin embargo, este concepto, que permite abarcar desde la estructura de instituciones como la Iglesia católica hasta la poesía de los universos míticos y los rituales que los ponen en escena, resulta, por su vaguedad, una herramienta poco confiable. Así, la comparación de las religiones occidentales con otros imaginarios pone en evidencia que la separación entre lo sagrado y lo humano sobre la que se sustentan las primeras es un artificio insostenible dentro de un esquema no creacionista. Es que lo sagrado no se opone a lo humano, sino que representa su zona de mayor densidad. Así, por ejemplo, Buda, Confucio y Lao-Tsé no son dioses ni se presentan como profetas. Los movimientos en torno a ellos tampoco invocan a una deidad trascendente. Conforman más bien sistemas filosóficos y éticos que procuran la evolución espiritual mediante una sabiduría de vida.
En esencia, la mirada crítica que esta obra arroja sobre los planteos clásicos de las Ciencias Sociales se propone quitarles a estas últimas el monopolio de lo sagrado. Si los textos antropológicos no son más que interpretaciones de interpretaciones, como afirma Glifford Geertz, bien se puede convocar, a fin de iluminar mejor este campo, otros saberes. Porque una poética no es más que un conjunto de metáforas, y en el afán de tocar el fondo de la condición humana la Antropología tiene derecho a hacer causa común con la Literatura.